• NUEVO BLOG: «Las Siete Edades del Hombre».    •• ÚLTIMO LIBRO PUBLICADO:   Junio de 2023: «LAS ESTACIONES EL AÑO» (Obsequio con cualquier pedido).      ••• ENTREGA MÁS RECIENTE DEL BLOG: 'LAS EDADES DEL HOMBRE':  «SENILIDAD Y MUERTE»
HOME
CATÁLOGO DE LIBROS
EL AUTOR
BLOG DEL AUTOR:«Las siete edades del hombre»
BLOG DEL AUTOR:
«Las estaciones del año»
BLOG DEL AUTOR:
«Reyes y reyezuelos»
BLOG DEL AUTOR:
«Contra viento y marea»
BLOG DEL AUTOR:
«La fe del carbonero»
DIBUJOS DE ANNA KUŚ
USUARIOS
COMPRAR LIBROS
LAS SIETE EDADES DEL HOMBRE      

      VEJEZ
            Las siete edades del hombre (39)

por S. Stuart Park

    Valladolid, 23 de Febrero de 2024

Trucha de río
 

Escribo estas líneas sentado en nuestro tranquilo jardín asturiano con el murmullo de un río truchero de fondo, no como aquel joven pastor cervantino que «hallándose en medio de un deleitoso prado, convidado de la soledad y del murmullo de un deleitoso arroyuelo» componía versos para lanzar sus querellas contra el cielo, sino para rememorar un pasado que no volverá y mirar hacia un futuro, incierto e ignoto, con nostalgia mas no sin esperanza.

La nostalgia es prima hermana de la melancolía, y ha venido a la mente un pequeño poema del gran admirador de Miguel de Cervantes que fue José Jiménez Lozano, titulado ‘Casa’:

Cuando la melancolía habita en una casa
empieza a derrumbarse.
La casa de mi ánima
resiste con puntales.
Difícil resulta no sentir melancolía al leer estas breves líneas que tan exactamente reflejan los achaques y las inquietudes propios de las postrimerías de la vida, tanto físicos como morales. El cuerpo físico requiere soluciones clínicas, como cualquier persona de avanzada edad sabe bien, pero frente a la melancolía, ¿con qué contamos para que no se derrumbe nuestra ánima con el inexorable paso del tiempo?

Se me antoja pensar que para el poeta amigo el hecho mismo de escribir servía de puntal: quien escribe lo hace primero para sí mismo y en mi propio caso el poder redactar estas sencillas líneas produce una cierta satisfacción y proporciona ilusión. Un segundo puntal, más duradero, formaba la base de la «esperanza contra esperanza» del poeta, al decir de Pablo, y permitía que en medio de tantas devastaciones y la necedad del mundo resistiera gracias a la candela de la fe. Esto es lo que leo entre líneas en toda su poesía, y aquella fe ahuyentaba, en último término, la melancolía que, si toma posesión de la casa, la acaba por derrumbar.

Huelga decir que la imagen del cuerpo humano como tabernáculo, tienda o casa es esencialmente bíblica:
«Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos. Y por esto también gemimos, deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial» (2 Co. 5:1-2).
En medio de los embates del tiempo, la casa edificada sobre la roca de la fe no caerá, aunque el cuerpo sucumba un día al natural proceso de disolución.


Lecturas de este Artículo: 157

Si desea participar con su opinión sobre los Artículos del Blog, debe registrarse como usuario. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES: 2

24/02/2024
            Leyendo o releyendo este artículo, en mis oídos han resonado las palabras de Job: ‘Yo sé que mi Redentor vive’ (Job 19:25-27). Como expresa el autor, esta es la confianza del que cree en los propósitos de Dios para el ser humano. Pinceladas de la vida, que tan bien recrea Stuart Park.
Enhorabuena.
Charo PABLOS BARRADO
Letrada. Valladolid.
23/02/2024
            Gracias querido Stuart por recordarnos esa gloriosa morada celestial que por la misericordia de nuestro Dios nos espera.
A la luz de tan cierta esperanza vamos sobrellevando los achaques propios de la mucha edad; apuntalando los pequeños derrumbes de nuestra presente humilde morada.
Un fuerte abrazo.
Jesús BARAJAS
Santovenia de Pisuerga
          
Quiénes somos
Cómo Comprar Libros
Buscador
Protección de datos
Contacte con nosotros
ENTRADA DE USUARIOS

Nombre de Usuario:

Contraseña:




¿Aún no es usuario?
[Regístrese aquí]
NOTA: Si ha recibido alguno de nuestros boletines, NO tiene que registrarse como Nuevo Usuario. Sólo tiene que recuperar su Nombre de Usuario pulsando sobre [Desconozco mi Usuario],
y luego su Contraseña pulsando en [Desconozco mi Contraseña],
en ese orden. Gracias.
  © 2019 - 2024. Ediciones Camino Viejo. Valladolid (España). Reservados todos los derechos. Sitio potenciado por L2O.  
  Visita:cont_000